lunes, 16 de diciembre de 2013

Videojuegos de progreso: Grand Theft Syndicate: Sevillagrad

Camaradas:

El continuo escrache mediático-político-judicial del fascismo sobre nuestro compañero Francisco Fernández, capitoste sindical de AndalURSSía, ha hecho que éste, agotado y con serios quebrantos de salud, haya decidido renunciar a todos sus cargos y seguir trabajando por la revolución desde un humilde puesto de militante de base.

Loor y gloria a este mártir progresista, ejemplo para la juventud menchevique. De las infamias vertidas contra él, como gestor de los dineros públicos, la Historia le absolverá. Transformó el dinero público en puestos de trabajo con tanta eficacia que hasta sus naturales enemigos, los empresarios del sector hostelero y de regalos para empresa, aún lloran por tan sensible pérdida.

Y el P3, reconociendo la ejemplar trayectoria del compañero Paco (por favor, no confundir ni con el Papa ni con el dictador Franco), pone al alcance de sus militantes y simpatizantes la posibilidad de emularle a través de un emocionante videojuego: Grand Theft Syndicate: Sevillagrad.

Te meterás en la piel de un joven sevillano víctima de una rara enfermedad: una alergia total y absoluta hacia cualquier tipo de trabajo, por lo que serás marginado por la sociedad, que te considera un vago integral. Con tu contador lleno a rebosar de puntos de odio hacia la burguesía y el clero, serás admitido en un reputado sindicato menchevique. Desde este momento, tu vida tiene sentido y un objetivo a alcanzar: con fervor apostólico y deseoso de desvivirte por los más desfavorecidos, lucharás ferozmente por convertirte en el capo di tutti capi del sindicalismo menchevique andalusí.

Desde el primer momento el sindicato te encomendará una serie de misiones. El cumplimiento de las mismas mantendrá alto tu contador de puntos de odio: vigílalo constantemente, porque si alcanza un nivel críticamente bajo te aburguesarás y, automáticamente, serás expulsado del sindicato y supondrá el fin de tu prometedora carrera. En el transcurso de estas misiones, si tienes la oportunidad de quemar cualquier iglesia, convento o antro de superchería clerical impunemente, no te prives. Estas acciones te darán puntos de fama, que podrás hacer valer a la hora de los ascensos o canjearlos por copas gratis en la caseta de la Feria de Abril que monta tu sindicato.

Al principio se te encomendarán misiones sencillas: ensobrar panfletos, repartir propaganda sindical, pegar carteles, participar en pintadas y algaradas, quemar neumáticos en las carreteras, enfrentarte a la policía y formar parte de piquetes informativos, bajo la más estrecha supervisión de tus jefes inmediatos. El cumplimiento de los objetivos asignados hará que seas propuesto para tus primeros ascensos. Para acceder al siguiente nivel deberás superar los cursillos de formación que da el sindicato: guerrilla urbana, persuasión sindical y piqueterismo recreativo.

Superado el cursillo asumirás el mando de tu propio piquete y se te encomendarán misiones más difíciles y peligrosas: organizar, entrenar y adoctrinar a tu comando piquetero para luchar sin desmayo contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado cuando la lucha revolucionaria lo requiera, reclutar nuevos adeptos, recaudar cuotas sindicales, hacer listas negras de enemigos del progresismo y velar por la seguridad de quienes están por delante de ti en el escalafón del sindicato. Si en el transcurso de estas misiones encuentras motivos para delatar a un superior tuyo no vaciles: cuanto antes se produzcan vacantes en los cuadros de mando del sindicato antes podrás ascender y ocupar el lugar que mereces.

Tu buen hacer te traerá, como recompensa, un nuevo ascenso; esta vez a puestos de responsabilidad con acceso al dinero público. Nuevamente tendrás que superar los preceptivos cursillos de formación: negociación de EREs, contabilidad creativa, protocolo socialista, falseamiento documental, gastronomía menchevique, organización de eventos y amedrentamiento de proveedores; que te capacitarán para un correcto desempeño de tus funciones.

En este nuevo nivel deberás gestionar el dinero público conforme a los principios establecidos por la doctrina Calvo: el dinero público no es de nadie. Y deberás ser astuto y sagaz; como el dinero público no es de nadie, será para el primero que le eche mano. Aquí tendrás que anticiparte a otros compañeros tuyos ansiosos de gestionar, de manera genuinamente socialista, todo ese dinero. Así que pilla todo lo que puedas y organiza congresos, banquetes, fiestas y saraos varios, siempre con la finalidad de defender a la clase proletaria, con profusión de mariscos y vinos selectos; agasaja a tus invitados con regalos dignos de su alcurnia; mete subrepticiamente a personajes influyentes en las listas de los EREs y relaciónate estrechamente con las autoridades de la Junta de AndalURSSía para obtener subvenciones sin justificación, que para eso somos socialistas y a santo (laico) de qué tenemos que dar explicaciones.

Pero no te creas que todo es coser y cantar. Desde los primeros niveles tus enemigos harán todo lo posible porque fracases. La policía es fascista (la guardia civil no digamos) y te hostigarán, golpearán y detendrán (si pueden) cuando desarrolles tus pacíficas labores piqueteras. Muchas misiones tuyas exigirán que te infiltres en territorio enemigo: cuidado con las bandas callejeras de liberales y conservadores, que intentarán acabar contigo hablándote de derechos fundamentales, separación de poderes y otras memeces burguesas. Cuando tengas que entrar en el territorio controlado por otro sindicato asegúrate de tener los permisos correspondientes: estos compañeros son muy susceptibles y podrían tomárselo a mal, especialmente los muchachos del sindicato agrario del camarada Gordillevsky, que tienen muy malas pulgas. En los niveles intermedios, periodistas malintencionados y lenguaraces intentarán desacreditarte con todo tipo de falsedades, pervirtiendo el lenguaje y catalogando como irregularidades lo que no son nada más que inofensivas prácticas contables socialistas. Por último, en los niveles superiores, te darás cuenta de que Sevillagrad es el coto de caza de la fascista Alaya. Tendrás mucho trabajo esquivando a sus esbirros que, patrullando por toda la ciudad, intentarán empapelarte con notificaciones, citaciones, providencias, autos e imputaciones varias. Acabar en sus dominios con una imputación a cuestas supone el final de la partida, sin importar lo bien que lo hayas hecho hasta ese momento.

Finalmente, si superas todos los niveles, serás elegido por aclamación nuevo jefazo del sindicato andalusí y, si te muestras digno de ello, podrás sentarte a la izquierda del Gran Líder Candidov y, entre mariscada y mariscada, trabajar juntos por la revolución proletaria.

lunes, 22 de julio de 2013

El verdadero Rajoyov

Camaradas:

El verano comienza a hacerse largo y tedioso. El Partido, víctima inocente de la cruel crisis económica originada por la voracidad y la especulación de los ricachos al servicio de los mercados financieros, ha visto severamente mermada su capacidad de adquisición de productos de primera necesidad socialista; en efecto, el marisco, el champán francés, el jamón de bellota, el embutido ibérico, el caviar iraní y tantas otras cosas sumamente necesarias para afrontar con éxito la difícil lucha de clases han tenido que dejar de enviarse a los escalones inferiores del Partido para concentrarse en los cuadros dirigentes, los que de verdad llevamos el peso y el desgaste propios del proceso revolucionario.

Pero para levantar vuestra moral y vuestro espíritu combatiente, el P3 os vaticina el próximo y seguro triunfo de la revolución proletaria, a la vez que os hace partícipe de uno de los secretos mejor guardados, la identidad de quien va a hacer posible ese triunfo de la revolución.

Retrocedamos a noviembre de 2011. Tras la victoria del fascismo sociológico, muchos analistas predijeron la instauración de una teocracia cuyo jefe espiritual iba a ser Rouco Varela, la ascensión de Jiménez Losantos al puesto de ministro portavoz y director de RTVE, la abolición de las conquistas sociales logradas durante la democracia avanzada de Zapatero y la instauración de la sotana como prenda oficial de trabajo en el ámbito público, entre otras terroríficas predicciones. Algunos de vosotros, aterrorizados, enseguida os distéis a la fuga hacia Perpignan, o tapiasteis una habitación para esconderos dentro. Los más inconscientes cogísteis una lancha para huir por mar hacia otros países, teniendo que ser rescatados por la reaccionaria Guardia Civil porque os quedásteis sin combustible a mitad de camino. Sin embargo, los cuadros dirigentes permanecimos tranquilamente en nuestras dachas porque sabíamos que nuestro hombre infiltrado en el Partido Contrarrevolucionario no nos fallaría y que estábamos a salvo de todo peligro.

Pasado ese primer momento, ¿qué fue lo que hizo el Gobierno? Iban a derogar la ley del aborto, y ésta sigue tal cual fue aprobada por las fuerzas de progreso. Iban a meter en cintura a las Taifas Ibéricas, y el ominoso Estado central se encarga de pagar todas las facturas. Iban a encarcelar a los abnegados hombres de paz euskaldunes, y los siguen soltando de las cárceles con todos los parabienes. Y así podríamos seguir hasta el infinito.

Algunos de vosotros, con sagacidad, aventurásteis la posibilidad de que el usurpador Rajoyov sea, en realidad, un agente nuestro. Otros, de manera absolutamente descabellada, habéis acudido a intrincadas explicaciones basadas en la Cábala y otras majaderías místicas y supersticiosas incompatibles con el genuino socialismo científico. A todos vosotros os digo cuán cerca, y a la vez cuán lejos, habéis estado de la verdad.

Pero volvamos a retroceder en el tiempo. Esta vez a 2008. Antes de las elecciones, el tal Rajoyov convocaba a sus huestes con el objeto, al frente de sus camisas negras, de revivir la mussoliniana marcha sobre Roma. Este sujeto, de la mano del pérfido Losantos, organizaba manifestaciones y algaradas amparadas por las banderas franquistas en contra de la acertadísima política exterior de Zapatero, del nuevo Estatut de CatalURSSnya, de los hombres de paz vascos, del matrimonio homosexual y de la $GA€, entre otras cosas. Afortunadamente, conseguimos que este fanático ultraderechista perdiera las elecciones evitando así una página de oprobio y vergüenza en la historia de este país.

Y entonces este sujeto se fue de vacaciones a Méjico para descansar, pero el Rajoyov que volvió no tenía nada que ver con el que se fue. Organizó un congreso amañado para aferrarse a la poltrona, laminó a Ortega Lara, a María San Gil, a Mayor Oreja y a cuántos le pareció necesario para instaurar un nuevo orden dentro del Partido Contrarrevolucionario y, sobre todo, dejó de criticar lo que hasta entonces le había parecido mal, pasando a una oposición pasiva

Bueno, en realidad no volvió Rajoyov. Su cuerpo, después de un fatal accidente cuya autoría el P3 ni confirma ni desmiente pero que comunica para que las fuerzas de la derecha sepan a qué atenerse, yace en lo más profundo de una ciénaga del Yucatán. Aprovechando tan feliz circunstancia, Rajoyov fue sustituido por un robot tripulado, obra maestra de la ingeniería socialista.

Tan importante se consideró esta misión que tuvimos que simular la muerte de uno de nuestros mejores agentes para que se pusiera a los mandos de este robot y traicionase, de la manera más sutil, a la extrema derecha.

Pero no sólo ha sido Rajoyov objeto de esta suplantación. También alguno de sus ministros. Y como pasatiempo para el resto del verano os dejamos el trabajo de averiguar cuáles han podido ser. Una pista: podéis descartar a Gallardonov, porque siempre fue uno de los nuestros.


Vista del robot tripulado que nos llevará a la victoria en la lucha de clases.

martes, 25 de junio de 2013

Goldenchirly

Camaradas:

El Partido Puño Proletario (P3) denuncia, con todas sus fuerzas, las maniobras de acoso y derribo a las que ha estado sometido el compañero indigenista Charlín por decir, sin ambages ni tapujos, la verdad y nada más que la verdad.

Este heroico compañero, concejal de Cambados, tuvo el loable atrevimiento de  publicar en su blog unos comentarios valientes y desinhibidos donde llamaba a la pérfida vicepresidenta “chochito de oro”, con toda la razón y fundamento.

Inmediatamente se le echaron a la yugular las tropas de la Brunete mediática, promoviendo que se hicieran escraches a la puerta de su domicilio por machista y retrógrado. Finalmente, al límite de su resistencia, nuestro héroe decidió dimitir, obligado por el acoso al que se veía sometido por las fuerzas de la extrema derecha.

Pero el P3 ha decidido acudir en ayuda de tan valeroso camarada y aquí, en primicia, hace pública una foto de la vicepresidenta, tomada por uno de nuestros agentes, que demuestra que el compañero Charlín tenía toda la razón. Contémplese, en su esplendor, el áureo brillo de la entrepierna vicepresidencial como argumento definitivo que zanja la cuestión.





En consecuencia, el P3 exige que el gobierno contrarrevolucionario condecore al compañero Charlín y le conceda una pensión vitalicia y hereditaria, como represaliado político de la dictadura o de lo que haga falta, para compensarle de todos los pesares que ha sufrido por contar la verdad y nada más que la verdad.

Como siempre ha demostrado el P3, el socialismo y el respeto a la mujer van inseparablemente unidos. Quienes se niegan a ver esta realidad evidente, cegados por sus prejuicios pequeñoburgueses, serán inevitablemente depurados de la futura sociedad sin clases que se instaurará próximamente.


Cine socialista: Aznarlien, el regreso

Camaradas:

Tuve el otro día una horrenda pesadilla. Soñé que volvía al poder el del bigotito. Franco no, el otro. Que no, tampoco Hitler, sino alguien mucho peor. Y se nombraba a Rouco Varela como Ministro de Justicia, Moralidad y Decencia; a Federico Jiménez Losantos Ministro de la Presidencia y Portavoz del Gobierno, a Mayor Oreja Ministro del Interior (¡otra vez!) y a Álvarez Cascos Generalísimo de los tres ejércitos.

Chorreando de sudor me desperté sobresaltado y horrorizado y mi primer pensamiento fue el de exponeros los pesares que nos esperan como vuelva al poder el nefasto Aznar. Mi sueño se ha traducido en un guión de terror que ha dado lugar a una obra magna del cine socialista de todos los tiempos: Aznarlien, el regreso.

Sinopsis de la película

La comuna espacial proletaria del planeta “Gulag” deja de enviar sus informes mensuales. Temiendo alguna catástrofe, el alto mando envía al capitán Rugalkaev al mando de sus spetsznatz espaciales para investigar lo sucedido.

Al llegar a la comuna del planeta Gulag, Rugalkaev descubre que la bestia neocon ha vuelto y que ha aburguesado a la clase obrera de la comuna. Sólo la destrucción total de la comuna con la bestia y los proletarios aburguesados dentro, con barra libre de napalm y plutonio, puede atajar la plaga que se cierne sobre el socialismo real ibérico.



miércoles, 8 de mayo de 2013

Todos con Corea (del Norte)

Camaradas:

Debido a las continuas agresiones del infame gobierno norteamericano a nuestros camaradas de la auténtica Corea (la del Norte), ayudado por el gobierno títere de la falsa Corea (la del Sur, obviamente), el MSV, órgano auxiliar del PPT, convocó a su élite dirigente a una reunión ultrasecreta para decidir las acciones y medidas a adoptar ante la gravedad de lo que estaba acaeciendo.

Puesto que el gobierno norcoreano ya había encargado al camarada Cao de Benós el reclutamiento de una quinta columna cuya misión será, el día en que se inicien las hostilidades, la de sembrar el caos y la devastación en la retaguardia de los imperialistas agresores, el MSV se decidió por la adopción de medidas más sutiles, pero más contundentes de cara a la opinión pública.

En plena discusión acerca de cuáles deberían ser esas medidas, se escuchó una vocecita que decía: “¿Y si damos a conocer al Pueblo la verdad, reflejada en el documental que tenemos preparado sobre nuestro Gran Líder Kim Jong?” Se hizo instantáneamente el silencio. La idea era genial. Así que a su autor, el camarada Kasfelinsky, se le premió y ascendió por tan brillante idea. Acto seguido, fue castigado y degradado por pensar por sí mismo sin tener la previa autorización del Partido.

Este brillante documental, sereno, mesurado y plenamente objetivo, canto a las infinitas ansias de paz de nuestros camaradas norcoreanos, nos muestra la auténtica realidad de Corea del Norte, un paraíso socialista en donde la inmensa mayoría vive felizmente mientras que una minúscula minoría vive esclavizada por el bien de esa mayoría.

Dicha minoría la constituye la clase dirigente. Sus pesadas tareas y responsabilidades abarcan no sólo la toma de decisiones y la protección a la clase proletaria, sino también la de vivir sumida diariamente en los vicios capitalistas más denigrantes (joyas, mansiones, vehículos de alta gama, mujeres despampanantes, viandas suculentas…) con el único fin de poder conocer en profundidad al enemigo y anticiparse a sus actos de agresión contra este pacífico edén bolchevique. Como seguramente habréis deducido, esta minoría padece de un delicadísimo estado de salud. Sólo hay que contemplar sus fotografías y ver esas inmensas barrigas, símbolo de mala salud y consecuencia de los inmensos sacrificios que realizan en bien del pueblo. Con especial virulencia se ven afectados los miembros de la dinastía dirigente que, aunque siempre suplican al pueblo que elija a otros líderes más capacitados y preparados, son de tal manera queridos y solicitados por las masas que comprenden que ese es el destino inexorable que han afrontar, pero gustosos se sacrifican en pos del bien del Pueblo al que se deben.

Más afortunado es el Pueblo. El régimen les proporciona deporte, ocio, educación, sanidad, vivienda, luz y gas gratuitos. Además, el régimen les ha liberado de la esclavitud de pensar por sí mismos; grandioso avance del socialismo real de cuyas virtudes siempre estarán agradecidas las masas coreanas.

Pero los beneficios, ya inmensos, no se agotan aquí. El régimen ha perfeccionado la dieta coreana y la ha hecho nutritiva, saludable y equilibrada. No hay más que contemplar a los ciudadanos norcoreanos: todos lucen un envidiable tipo delgado y fibroso, envidia de cualquier individuo occidental. Así el pueblo norcoreano demuestra fehacientemente que el negocio de los gimnasios no es más que un instrumento de explotación capitalista que trabaja en estrecha comunión con los restaurantes de comida rápida que, lastimosamente, se han impuesto en occidente y que envenenan a las masas proletarias con sus insalubres viandas.

Las bondades de esta sociedad se extienden también al campo del transporte público. El Pueblo, agradecido, ha renunciado a los medios de locomoción motorizados para ceder sus cuotas de emisiones a la industria pesada del país.

Para finalizar, el documental exhibe los increíbles poderes que posee el Gran Líder. Su metamorfosis en superhéroe del socialismo le capacita para plantarse en yanquilandia en un abrir y cerrar de ojos y devastar el territorio enemigo, invulnerable a las armas capitalistas. Con un superhéroe así, ¿quién necesita misiles intercontinentales?

Como este documental está destinado a todos los públicos proletarios, para no herir la sensibilidad de nuestros pioneritos las escenas de violencia que protagoniza nuestro Gran Líder en plena metamorfosis, han sido sustancialmente moderadas.


Por tanto, próximamente se exhibirá en todo el territorio nacional esta obra maestra divulgativa: Kim Jong, apocalipsis rojo en Manhattan.

miércoles, 23 de enero de 2013

Esperpento contrarrevolucionario

Camaradas:

Parafraseando las sabias palabras del camarada Lenin, pedir al partido contrarrevolucionario, actualmente en el poder, que actúe con decencia equivale a predicar virtud al explotador de un burdel.

Atónitos hemos contemplado el injustificable trasiego de sobres con dinero de dudosa procedencia que se ha llevado en el seno de la clase dirigente de ese partido. Y, atónitos también, hemos comprobado cómo el proletariado hispano necesita una profunda catarsis y reactivación de sus ideales revolucionarios.

Para analizar detalladamente la cuestión, desgranaremos punto por punto todo este lamentable asunto:

En primer lugar, el partido contrarrevolucionario... Y aquí surge la primera cuestión. La mera existencia de ese partido es ya una ofensa a los dogmas comunistas. Pero claro, eso pasa por querer jugar a los demócratas.

En segundo lugar, abono a sus dirigentes con sobres de dinero de dudosa procedencia. Esto es normal. ¿Qué podría esperarse de un partido compuesto por una mixtura de pequeñoburgeses, reaccionarios y miembros del gran capital? Pues estrujar a la clase obrera o ser subvencionados por el oro de Washington. En cualquier caso, de no haber permitido su existencia, no tendríamos este problema.

En tercer lugar, los medios de comunicación amigos denuncian los hechos. Aquí echamos de menos los buenos viejos tiempos. Antaño, esos medios no denunciarían los hechos señalando a los presuntos culpables. Ni mucho menos. Se hubieran publicado detalladas fotografías de las confesiones firmadas por los culpables. Se deja todo al albur de la improvisación y luego pasa todo lo que pasa.

En cuarto lugar, se produce una manifestación a las puertas de la sede del partido contrarrevolucionario a la que asisten 500 personas. Sabemos que el fascio miente por costumbre, pero cuando no ha ardido dicha sede es que muchos, precisamente, no han debido de ir. Aquí corresponde un fuerte tirón de orejas a los partidos mencheviques por no saber movilizar a las masas proletarias para impartir justicia.

En quinto lugar, el jefe de los contrarrevolucionarios anuncia una investigación interna. Bueno, esto es ya intolerable. En cualquier revolución que se precie dicho sujeto habría sido asesinado por su guardia personal, se hubiese fugado del país o se hubiera suicidado antes que permitir su captura. Y ahí está, tan pancho. Fumándose un puro.

En sexto lugar, se encarga la investigación a la tesorera. La mofa y befa a la clase trabajadora es palpable. ¿Os imagináis al camarada Beria dejando la investigación de asuntos como éste a las señoras de la limpieza de la Lubianka? ¿Acaso esta señora tiene el título de torturadora técnico superior de extracción de informaciones confidenciales debidamente obtenido y homologado?

En séptimo lugar, técnicos de Hacienda se ofrecen para auditar las cuentas del partido contrarrevolucionario. El esperpento alcanza su cota máxima. En casos como este, interviene la policía popular para precintar los locales de ese partido y requisar sus bienes. Todo lo demás es superfluo.

Por último, sale el principal sospechoso, Bárcenas, a proclamar su inocencia. ¿Alguien se podría imaginar a los traidores Kámenev o Zinóviev haciendo alegatos de inocencia en su juicio? Y lo peor es que ese sujeto sigue aún en libertad, en vez de estar en la lóbrega mazmorra que le corresponde. Por eso es imprescindible empezar por las confesiones, que lo demás viene solo, en vez de sujetarnos a los escrúpulos burgueses de la "presunción de inocencia".

Ante el tremendo despropósito con el que se ha llevado el asunto, el P3 se ofrece desinteresadamente para llevar a cabo las investigaciones, con la habitual sutileza que caracteriza a nuestros agentes y con resultados plenamente garantizados.

Uno de nuestros agentes en plena acción


PD: El camarada Rugalkaev, líder del partido menchevique, se ha apresurado a aclarar que en su partido "no hay un euro negro". El P3 ha consultado a reputados expertos en la materia que se han apresurado a certificar que los billetes de euros son de color azul, rojo, verde, amarillo y morado, desconociéndose la existencia de billetes o monedas de color negro, por lo que nos felicitamos por la exactitud y veracidad de las palabras del líder menchevique. Ante todo, honradez y transparencia.


lunes, 21 de enero de 2013

Tibieza en los medios progresistas

Camaradas:

Últimamente los medios de concordia y progreso están tristes. El País languidece. La Sexta suspira. Público yace gemibundo. Sus fundamentadas denuncias contra las oprobiosas fuerzas del fascio han perdido su vigor y lozanía. Se echa en falta el ardor revolucionario que desde siempre ha inspirado su línea editorial.

¡Pero hasta aquí hemos llegado! El P3 (Partido Puño Proletario) ha ordenado al camarada Sopenovitch, inspector general de los servicios de agitación y propaganda, que realice una gira de inspección e insufle renovados ánimos en los redactores de estos medios de comunicación.

En la imagen, el camarada Sopenovitch transmitiendo sus consignas, conocimientos y experiencia a un joven plumilla muy necesitado de estímulo socialista.




Presentación

Camaradas:

Esta es una hora sombría para el auténtico socialismo. La ofensiva neocon, próxima a alcanzar sus objetivos finales, ha iniciado la última fase de su ofensiva de dominación y terror.

Para ello, la sinarquía financiera internacional, utilizando sin escrúpulos su instrumento favorito, el imperialismo capitalista yankee, no ha vacilado, incluso, en corromper los dogmas socialistas en aras a lograr el último y más ansiado de sus objetivos: la total alienación de la clase proletaria.

Si no me creéis, camaradas, echad un somero vistazo a los blogs y páginas webs que se autodenominan socialistas. Las menos lamentables, incurren en una tibieza revolucionaria y en una laxitud doctrinal dignas de la mejor de las purgas. Otras muchas no merecen apenas comentarios: ácratas, trotskystas, anarquistas y otros elementos socialmente indeseables profanan los sagrados nombres de Marx, Engels o Lenin para retorcer la rectitud del socialismo con sus abominables herejías. Y para qué hablar de aquellas que están clarísimamente infiltradas por elementos contrerrevolucionarios a sueldo de pontencias extranjeras: entrad en ellas, mostrad vuestra condición de genuinos socialistas, y duraréis menos que un mujaidin ante un comando spetsnaz.

Semejantes contrariedades no frenarán nuestra determinación. Por ello, siguiendo estrictamente el más ortodoxo socialismo encarnado en el glorioso Padre de los Pueblos, el camarada Iosif Stalin, en este blog tendréis el alimento ideológico necesario para continuar tan desigual lucha contra el capitalismo invasor. ¡Ya no hará falta que penséis por vosotros mismos! ¡Obedeced las consignas y la victoria será nuestra!




Mis credenciales de comisario